Azafrán

Azafrán: origen, efecto, beneficios, propiedades, contraindicaciones y efectos secundarios, dosis y posología, dónde comprar, opiniones, expertos y bibliografía.

Azafrán: origen

El azafrán (Crocus sativus L., familia Iridaceae) es originario de la mitad oriental de la cuenca mediterránea. Es una planta bulbosa de 10-30 cm de altura que se reproduce por cormos. Su cormo es carnoso y sus flores de color púrpura son muy vistosas y grandes. El estilo es filiforme y se divide en tres estigmas olorosos de color anaranjado que constituyen la especia(1).

Conocido como el “oro rojo”, esta especia alcanza un alto precio en el mercado debido a que son necesarias entre 100.000-300.000 flores para obtener un kilogramo de azafrán y, además, la separación de sus estigmas se realiza de manera manual.

En Mesopotamia ya se empleaba el azafrán como condimento, tinte para la ropa y en ceremonias religiosas. También era utilizado por los hebreos y egipcios en sus rituales. Así, el azafrán es una especia muy unida a la religión y espiritualidad y el color que aporta se ha considerado a lo largo de la historia un símbolo de luz, espiritualidad y sabiduría(2).

Utilizado también por sus propiedades medicinales, el azafrán se ha usado tradicionalmente como anticatarral, para problemas de insomnio, ansiedad, antiespasmódico, expectorante, digestivo, emenagogo (estimula la menstruación), problemas de memoria y como sedante(3).

Azafrán: efecto, beneficios y propiedades

Principales indicaciones:

  • Antioxidante
  • Ansiolítico
  • Antidepresivo

Los estigmas de azafrán contienen carotenoides, entre los que destaca la crocina (éster de crocetina). Otros carotenoides que contiene son el alfa y beta-caroteno, zeaxantina y licopeno.

La crocina tiene propiedades antioxidantes y es responsable del poder colorante del azafrán y el safranal (que se obtiene a partir del principio amargo picrocrocina) da el aroma a esta valiosa especia(4).

Recientemente se han estudiado las propiedades ansiolíticas y antidepresivas del azafrán como alternativa natural a los medicamentos ansiolíticos y antidepresivos. Diferentes ensayos clínicos han obtenido resultados prometedores(3,5), así en un estudio a doble ciego controlado con placebo se concluyó que una dosis diaria de 30 mg de extracto de azafrán mejoraba significativamente el estado de ánimo frente al placebo en pacientes con depresión leve-moderada(6). En otros estudios se comprobó la efectividad del azafrán al compararlo con antidepresivos como la imipramina y la fluoxetina(5) y, además de su efecto sobre el estado de ánimo, se ha demostrado que el azafrán ayuda a contrarrestar, tanto en hombres como en mujeres, los efectos negativos sobre la función sexual inducidos por la fluoxetina(7-8).

Además de las propiedades antidepresivas, distintos ensayos de laboratorio han demostrado el efecto ansiolítico y antiestrés de la crocina y el safranal. En un ensayo de laboratorio se observó que el efecto ansiolítico de extractos de azafrán suministrados en bajas dosis era similar al del diazepam, una benzodiacepina utilizada para el tratamiento de la ansiedad(3).

Azafrán: contraindicaciones y efectos secundarios

No debe emplearse en mujeres embarazadas (puede estimular las contracciones uterinas).

Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. El uso en niños y menores de 18 años no está recomendado. No exceder la dosis diaria recomendada.

Azafrán: dosis y posología

La dosis de azafrán dependerá de su uso como especia o como complemento alimenticio. Como complemento alimenticio es recomendable tomar 15 mg al día de azafrán triturado.

En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta.

Azafrán: dónde comprar

Aquí podemos encontrar cápsulas que contienen estigmas de azafrán ecológico procedente de Teruel (España). El contenido de crocina de este azafrán ha sido analizado por un laboratorio externo.

Azafrán: opiniones, expertos, bibliografía

La fitoterapia puede ayudar en casos de depresión leve-moderada. Plantas como el hipérico (Hypericum perforatum), la griffonia (Griffonia simplicifolia) o la rhodiola (Rhodiola rosea) son muy utilizadas por sus propiedades antidepresivas y ansiolíticas. Si estamos buscando plantas ricas en antioxidantes, además del azafrán podemos utilizar la cúrcuma (Curcuma longa) o el té verde (Camelia sinensis).

 

  1. Berdonces i Serra (2002) Gran Enciclopedia de las plantas medicinales. Tikal Ediciones.
  2. Aramburu, Diaz-Marta, Delgado (2006) The chemical composition of saffron: color, taste and aroma. Editorial Bomarzo.
  3. Pitsikas (2016) Constituents of saffron (Crocus sativus L.) as potential candidates for the treatment of anxiety disorders and schizophrenia. Molecules. 21(3).
  4. Bruneton (1999) Pharmacognosie, phytochimie, plantes médicinales. Editions Tec & Doc.
  5. Bone and Mills (2013) Principles and practice of phytotherapy. Elsevier.
  6. Akhondzadeh et al. (2005) Crocus sativus L. in the treatment of mild to moderate depression: a double-blind, randomized an d placebo-controlled trial. Phytother Res 19: 148–151.
  7. Modabbernia et al. (2012) Effect of saffron on fluoxetine-induced sexual impairment in men: randomized double-blind placebo-controlled trial. Psychopharmacology (Berl) 223(4): 381-8.
  8. Kashani et al. (2013) Saffron for treatment of fluoxetine-induced sexual dysfunction in women: randomized double-blind placebo-controlled study. Hum Psychopharmacol 28(1): 54-60.

Deja tu Comentario