Ashwagandha

Ashwagandha: planta milenaria de la Ayurveda con propiedades para conciliar el sueño, mejorar la fertilidad y con efectos relajantes, similares a los antidepresivos.

El origen de la ashwagandha

La ashwagandha se ha utilizado durante más de 3000 años en la medicina tradicional india, la ayurveda. A dicha planta se le atribuyen propiedades afrodisíacas, rejuvenecedoras, sedantes y promotoras de la longevidad1. Además, la raíz de la planta ashwagandha aparece en más de 200 preparados para tratar diferentes trastornos fisiológicos2.

A la planta ashwagandha o Withania somnifera (L.) Dunal en su nombre científico, también se la conoce como withania, hierba mora mayor o ginseng indio, puesto que posee propiedades tónicas y similares a las raíces del ginseng1.

La withania es originaria de Pakistán, la India y Sri Lanka, pero también se encuentra en Asia y en el Mediterráneo. Se suele cultivar en regiones secas de la India y se puede consumir como churna, una mezcla de hierbas en polvo que se mezcla con agua, mantequilla clarificada (ghee) o miel3. En la India se utiliza como tónico para personas mayores, y afrodisíaco para jóvenes3.

Respecto a su tamaño, la ashwagandha puede alcanzar los 1.5 m de altura, su fruto es anaranjado y sus flores de color verde amarillento. Mientras que las raíces de esta planta son tuberosas y se caracterizan por tener propiedades medicinales.

Su nombre en sánscrito significa “aroma de caballo” debido a su peculiar olor y a que su consumo aporta fuerza y vitalidad. Además, entre las hierbas ayurvédicas utilizadas para la Rasayana (término médico ayurvédico que se refiere a las técnicas para alargar la vida útil y vigorizar el cuerpo), la ashwagandha es una de las más importantes y se conoce como hierba Sattvic Kapha Rasayana3.

Propiedades de la ashwagandha para la salud

Los principales compuestos bioactivos de la raíz de ashwagandha son las lactonas esteroideas (withanólidos) y alcaloides (cuscohigrina, anaferina, anahigrina, somnina, somniferina, tropina, pseudotropina y withanina). Dentro de los withanólidos, los responsables de las principales propiedades farmacológicas son la withaferina A y el withanólido D2, 4.

Las indicaciones de la ashwagandha se basan en sus propiedades adaptógenas, relajantes, inmunomoduladoras y para la mejora del insomnio.

Propiedades adaptógenas

La ashwagandha es una planta adaptógena que ayuda al organismo a alcanzar su equilibrio frente a situaciones de estrés. Diferentes estudios han reportado un efecto positivo de los extractos de withania sobre distintos parámetros que se ven afectados por el estrés (memoria y atención, sistema inmunitario y úlceras)5, 6.

Se debe destacar que tradicionalmente la ashwagandha también se ha utilizado como antioxidante, afrodisíaco, tónico del hígado, antiinflamatorio y astringente1.

Efecto relajante, contra la ansiedad y el estrés

El efecto ansiolítico de la ashwagandha se ha comparado al del lorazepam, un fármaco para tratar la ansiedad (7), y su efecto antidepresivo a la imipramina2, 3. Estas propiedades ansiolíticas y antidepresivas están relacionadas con su contenido en withanólidos1.

Ayuda para dormir

La ashwagandha ha sido empleada en el tratamiento de problemas de insomnio4. Se han descrito propiedades hipnóticas del extracto de raíz de ashwagandha5.

Un estudio determinó que el posible mecanismo por el que favorecía el sueño podía ser una modulación del sistema GABAérgico5. El GABAérgico, ácido gamma aminobutírico, es el neurotransmisor inhibitorio más importante. Por ello de la importancia en su participación en la ayuda para conciliar el sueño que se le otorga a la ashwagandha.

Ayuda a la fertilidad

Asimismo la ashwagandha también tiene la propiedad de reforzar la función sexual masculina y luchar contra la infertilidad, ya que ayuda a mantener la movilidad y el conteo de los espermatozoides6.

Protección del sistema inmune

Investigaciones han demostrado un efecto del extracto de ashwagandha sobre el sistema nervioso central. Se han descrito efectos neuroprotectores, antiepilépticos y antiadictivos5. Así, ensayos de laboratorio indican que el withanólido A y el withanósido IV, aparecen como potenciales drogas terapéuticas para el tratamiento del Alzheimer9.

También se ha descrito el uso de la raíz como analgésico en el tratamiento de la artritis y como antiinflamatorio3, 4, 10. El factor de transcripción NK-kB (factor nuclear kappa-beta) está involucrado en la regulación de diferentes procesos, entre ellos los relacionados con la respuesta inmune. Su activación contribuye en diferentes patologías como la artritis reumatoide o el asma.

Posibles contraindicaciones y efectos secundarios

No se han descrito contraindicaciones por el consumo de ashwagandha. Sin embargo, en pruebas clínicas se ha observado que incrementan la acción de las benzodiacepinas5, por lo que no se recomienda combinar con ansiolíticos.

La ashwagandha está contraindicada para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Además, su uso para menores de 18 años no está recomendado. Tampoco se recomienda exceder la dosis diaria recomendada.

Cómo tomar Ashwagandha (posología) y dosis

La dosis para una infusión oscila entre 3-8 g de raíz seca/día. Si se consume un extracto concentrado es aconsejable una dosis de 800 mg al día, durante al menos 8 semanas.

En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta.

¿A qué hora tomar Ashwagandha?

Respecto al momento del día para tomar ashwagandha, la mejor opción es dividir la dosis diaria en dos tomas junto a medio vaso de agua. Se debe tomar una de las dosis entre una o dos horas antes de acostarse.

Dónde comprar Ashwagandha

Para garantizar la mayor efectividad, hemos de elegir un producto de confianza que tenga certificados de análisis que confirmen su contenido en withanólidos. En Anastore puede encontrar ashwagandha en capsulas de calidad estandarizada al 5% en withanólidos.

La ashwagandha ecológica KSM-66® es apta para veganos, ya que sus raíces no se han pretratado con leche, como se hace tradicionalmente en India.

Ashwagandha estandarizada al 5% en withanólidos

Ashwagandha según la ciencia

Dentro de la medicina ayurvédica, la ashwagandha es una planta muy valiosa que se utiliza para aumentar la longevidad, el vigor y el potencial intelectual. Empleada desde hace miles de años, uno de sus principales usos en la actualidad es para tratar la ansiedad y el insomnio.

Estudios científicos han concluído que la intervención de la ashwagandha mejoró significativamente en la mayoría de los casos las escalas de ansiedad y estrés. Pese a ello, estos informes también evidencian la necesidad de tener cautela a la hora de valorar los resultados, debido a una variedad de métodos de estudio y casos de sesgo potencial.

Para mejorar nuestro bienestar, podemos combinarlo con otras plantas adaptógenas como la rhodiola (Rhodiola rosea) o la maca (Lepidium meyenii). La ashwagandha, a diferencia de otro importante adaptógeno como el ginseng (Panax ginseng), no es estimulante por lo que es aconsejable para personas muy nerviosas a las que éste puede incrementar su estado de excitabilidad.

Para estimular las funciones cognitivas, podemos asociar la ashwagandha con plantas como el ginseng americano (Panax quinquefolius) o el Ginkgo biloba. Otras especies con la que podemos combinar la ashwagandha son la cúrcuma (Curcuma longa), una planta con alto poder antioxidante y propiedades neuroprotectoras.

Bibliografía

  1. Jayanthi et al. (2012) Anti-depressant effects of Withania somnifera fat (ashwagandha ghrutha) extract in experimental mice. Int J Pharm Bio Sci Vol 3.
  2. Mirjaili et al. (2009) Steroidal lactones from Withania somnifera, an ancient plant for novel medicine. Molecules 14(7): 2373-2393.
  3. Singh et al. (2011) An overview on Ashwagandha: a Rasayana (rejuvenator) of Ayurveda. Afr J Tradit Complement Altern Med 8(5 Suppl): 208–213.
  4. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4194).
  5. Kumar and Kalonia (2008) Effect of Withania somnifera on sleep-wake cycle in sleep-disturbed rats: possible GABAergic mechanism. Indian J Pharm Sci 70(6): 806–810.
  6. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4198).
  7. Pratte MA, Nanavati KB, Young V, Morley CP. An alternative treatment for anxiety: a systematic review of human trial results reported for the Ayurvedic herb ashwagandha (Withania somnifera). J Altern Complement Med. 2014 Dec;20(12):901-8. doi: 10.1089/acm.2014.0177. PMID: 25405876; PMCID: PMC4270108.
  8. Manual de Fitoterapia. Castillo-García and Martínez-Solís (2011). Elsevier.
  9. Kuboyama et al. (2014) Effects of Ashwagandha (roots of Withania somnifera) on neurodegenerative diseases. Biol Pharm Bull 37(6): 892–897.
  10. WHO monographs on selected medicinal plants. Vol 4. 2009.