Rhodiola (Rhodiola rosea)

Rhodiola rosea: origen, efecto, beneficios y propiedades, contraindicaciones y efectos secundarios, dosis y posología, dónde comprar, opiniones, expertos y bibliografía.

Rhodiola rosea: Origen

La rhodiola (Rhodiola rosea), conocida también como la “raíz de oro” o “raíz del ártico”, pertenece a la familia Crassulaceae, familia que incluye especies caracterizadas por hojas o tallos suculentos (almacenan agua). El género Rhodiola incluye 96 especies, entre las que se encuentra Rhodiola crenulata, una especie de distribución más restringida que en el Tíbet se utiliza para el tratamiento del mal de altura y, al igual que R. rosea, es considerada una planta adaptógena.  

Es una planta perenne de entre 5-75 cm de altura y de flores amarillas. Se distribuye en zonas árticas de Europa, Asia (principalmente en Siberia) y Norte América, en altitudes elevadas (1000-5000 m).  

Su rizoma (tallo subterráneo con varias yemas que crece de forma horizontal y emite raíces y brotes herbáceos de sus nudos) posee un aroma característico a rosa debido a su composición de aceites esenciales, donde predominan compuestos como geraniol o linalool(1). Aparte de aceites esenciales, los rizomas contienen grasas, ceras, esteroles, glucósidos, ácidos orgánicos (oxálico, cítrico, málico, gálico, succínico), compuestos fenólicos (incluidos taninos), monoterpenos y proteínas.

Planta con un uso medicinal tradicional, se cree que ya la utilizaban los vikingos debido a sus propiedades fortalecedoras(2). Citada en la Farmacopea Sueca y Francesa y en la medicina popular alemana e islandesa, Linneo en su obra Materia Medica describía el uso de la raíz de esta especie para el tratamiento del dolor de cabeza, hernias y como astringente(3).

Rhodiola rosea: Efectos, Beneficios y Propiedades

Principales indicaciones:

  • Adaptógeno
  • Antiestrés
  • Contra la fatiga intelectual

Rhodiola rosea forma parte de las especies conocidas como adaptógenas, término acuñado en los años 50 por el farmacólogo ruso Lazarev que hace referencia a “una sustancia que no tiene efectos secundarios en la dosis recomendada y que mejora de forma inespecífica la resistencia del cuerpo frente a enfermedades y diferentes tipos de estrés”.

La Rhodiola es una planta muy popular en países como Suecia, donde se toma en comprimidos desde 1985, y Rusia(3,4). En la Medicina Tradicional Rusa(3) se ha empleado esta especie con diferentes fines: mejora de la capacidad física, aumento de la longevidad y tratamiento de la fatiga, impotencia, anemia, depresión, mal de altura y dolencias gastrointestinales. Actualmente se utiliza principalmente como tónico estimulante y para combatir el estrés, la fatiga y estados depresivos leves-moderados.

Entre sus compuestos bioactivos destacan las rosavinas y el salidrósido. Las rosavinas (rosavina, rosarina y rosina) pertenecen al grupo de los fenilpropanoides y son específicas de esta especie, y el salidrósido (también conocido como rhodiolósido) es un derivado del feniletanol.

Diferentes estudios han demostrado la eficacia del extracto de R. rosea en la reducción de la fatiga debida a situaciones de estrés, mejorando la fatiga mental, el estado físico y la función psicomotora(4-7) y  también una acción antidepresiva(8). El modo de acción de la rhodiola frente al estrés se basa en la regulación de diferentes parámetros(2), tales como la modulación de los niveles de cortisol (hormona del estrés)(7), el óxido nítrico y las proteínas de respuesta al estrés (HSP o chaperonas)(9).

Su efecto antidepresivo se debe a la inhibición de la monoaminooxidasas A y B(8), enzimas que degradan los neurotransmisores serotonina y adrenalina, y están implicadas en procesos de depresión y demencia senil.

Rhodiola rosea: Contraindicaciones y Efectos secundarios

Contraindicado en caso de hipersensibilidad a la sustancia activa.

No se han descrito efectos secundarios por el consumo de la dosis diaria recomendada de extracto de Rhodiola rosea.

Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. El uso en niños y menores de 18 años no está recomendado.

No exceder la dosis diaria recomendada.

Rhodiola rosea: Dosis y Posología

La Rhodiola ha sido objeto de multitud de investigaciones y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomienda para adultos una dosis diaria de entre 144-400 mg (administrada por vía oral)(10).

En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta.

Rhodiola rosea: Dónde comprar

Para combatir el estrés y la fatiga intelectual, hemos de elegir un extracto concentrado de rhodiola que esté valorado en rosavinas, consiguiendo así una mayor eficacia que si elegimos un polvo de raíz no valorado en sus principios activos.

Aquí puedes encontrar un extracto de Rhodiola rosea valorado en rosavinas.

Rhodiola rosea: Opiniones, Expertos y Bibliografía

Rhodiola rosea es una planta cuya eficacia para el tratamiento del estrés, depresión leve y reequilibrio del organismo ha sido avalada por múltiples estudios científicos. Además, es una especie de la que su uso tradicional para la mejora del rendimiento físico, la longevidad y el aumento de energía se remonta a siglos atrás, y la EMA ha establecido su uso como hierba medicinal tradicional para el alivio temporal de los síntomas del estrés (debilidad, fatiga…)(10). La rhodiola puede ser una buena aliada para reestablecer el equilibrio del organismo tras un periodo de estrés.

La rhodiola se puede  asociar con otra especie que aporte una dosis extra de energía durante los periodos de fatiga intelectual o estrés. El ginseng coreano (Panax ginseng) puede ser un buen apoyo para afrontar estas situaciones. Sin embargo, si el resultado que se quiere conseguir es mejorar la calidad del sueño y la relajación, es preferible combinar con melisa y valeriana (Valeriana officinalis).

 

  1. Rohloff J (2002) Volatiles from rhizomes of Rhodiola rosea L. Phytochemistry 59: 655-661.
  2. Panossian et al. (2010) Rosenroot (Rhodiola rosea): Traditional use, chemical composition, pharmacology and clinical efficacy. Phytomedicine 17: 481-493.
  3. Shikov et al. (2014) Medicinal plants of the Russian Pharmacopoeia; their history and applications. J Ethnopharmacol 154: 481–536.
  4. Hung et al. (2011) The effectiveness and efficacy of Rhodiola rosea L.: A systematic review of randomized clinical trials. Phytomedicine 18: 235-244.
  5. Spasov et al. (2000) A double-blind, placebo-controlled pilot study of the stimulating and adaptogenic effect of Rhodiola rosea SHR-5 extract on the fatigue of students caused by stress during an examination period with a repeated low-dose regimen. Phytomedicine 7 (2): 85-89.
  6. Shevtsov et al. (2003) A randomized trial of two different doses of a SHR-5 Rhodiola rosea extract versus placebo and control of capacity for mental work. Phytomedicine 10: 95-105.
  7. Olsson et al. (2009) A randomised, double-blind, placebo-controlled, parallel-group study of the standardized extract SHR-5 of the roots of Rhodiola rosea in the treatment of subjects with stress-related fatigue. Planta Medica 75: 105-112.
  8. van Diermen et al. (2009) Monoamine oxidase inhibition by Rhodiola rosea L. roots. J Ethnopharmacol 122(2): 397–401.
  9. Risco (2011) Farmacología y clínica de la raíz de rodiola frente al estrés. Revista de Fitoterapia 11 (2): 1011-117.
  10. Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC) Community herbal monograph on Rhodiola rosea L., rhizoma et radix. EMA/HMPC/232091/2011.