Cardo mariano

Cardo mariano: origen, efecto, beneficios, propiedades, contraindicaciones y efectos secundarios, dosis y posología, dónde comprar, opiniones, expertos y bibliografía.

Cardo mariano: origen

El cardo mariano (Silybum marianum (L.) Gaertn), conocido también como cardo borriquero, cardo lechal o cardo de santa María es una planta de la familia de las compuestas que se caracteriza por sus hojas y brácteas espinosas, y sus flores son de color púrpura. Es originaria de la zona mediterránea y actualmente se distribuye a nivel mundial.

La leyenda cuenta que las manchas blancas que el cardo mariano tiene en sus hojas se deben a la Virgen María que, al huir de la matanza ordenada por Herodes y tratar de ocultar a Jesús bajo las hojas de esta planta, dejó caer una gota de leche de su pecho que tiñó las hojas de blanco para siempre(1).

Su utilización se remonta a hace más de 2000 años pero fue a mitad del s. XIX cuando se revitalizó su uso en Alemania y ya en el S.XX a partir de 1930. En Alemania se utilizaba principalmente para tratar problemas biliares y hepáticos, hemorroides, ictericia y como demulcente en catarros y casos de inflamación de la pleura(2).

Cardo mariano: efecto, beneficios y propiedades

Principales indicaciones:

  • Antioxidante
  • Antiinflamatorio
  • Protector del hígado (hepatoprotector)

Las semillas del cardo mariano son ricas en silimarina. La silimarina es un complejo de flavonolignanos (silibina, silidianina y silicristina) utilizado como protector del hígado y diferentes estudios han demostrado que tiene acción antihepatotóxica, antioxidante, antiinflamatoria y anticolesterolémica(3).

Los efectos hepatoprotectores de la silimarina están relacionados con su actividad antioxidante(4), que está asociada a un aumento de la concentración intracelular de glutatión (molécula antioxidante), aumento de la actividad de la catalasa (enzima que protege a las células del efecto tóxico del peróxido de hidrógeno) y disminución de la peroxidación lipídica (responsable de daños celulares)(2).

La fibrosis hepática es una lesión característica de las enfermedades crónicas del hígado. Entre las propiedades hepatoprotectoras de la silimarina, se ha descrito que tiene también actividad antifibrótica(2): retarda la activación de las células estrelladas del hígado, que son la fuente principal del tejido fibroso que empieza a formarse como respuesta a una lesión crónica en este órgano(5).

La silimarina tiene también actividad antiinflamatoria e inmunomoduladora. La silimarina disminuye la expresión del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α) e inhibe la producción de óxido nítrico(2) y del factor nuclear kappaB (NF-κΒ)(4), moléculas que intervienen en el proceso de inflamación.

Además de su uso como coadyudante en el tratamiento de problemas hepáticos, el cardo mariano puede utilizarse para el tratamiento de trastornos dispépticos(3) y se ha descrito que la silimarina tiene efecto hipocolesterolemiante y actividad colerética y colagoga, ya que aumenta la síntesis y secreción de sales biliares(6).

Cardo mariano: contraindicaciones y efectos secundarios

Se ha de tener precaución en caso de alergia a la familia de las compuestas o asteráceas.

Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. El uso en niños y menores de 18 años no está recomendado. No exceder la dosis diaria recomendada.

 Cardo mariano: dosis y posología

El cardo mariano se puede consumir como infusión o en cápsulas. La dosis recomendable de extracto de semillas de cardo mariano es de 1-2 cápsulas/día que contengan 200 mg de extracto que esté valorado en un mínimo de 70% en silimarina.

En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta.

 Cardo mariano: dónde comprar

A la hora de comprar un complemento alimenticio que contenga cardo mariano, tenemos que asegurarnos que el extracto tengo al menos un 70% de silimarina. Podemos encontrarlo en cápsulas y en shots bebibles:

 

Comprar cardo mariano estandarizado al 80% en silimarina

Comprar shots con efecto depurativo que contienen cardo mariano

 Cardo mariano: opiniones, expertos, bibliografía

Las propiedades hepatoprotectoras del cardo mariano han sido ampliamente estudiadas. Otras plantas que pueden ayudarnos en el tratamiento de problemas de hígado son la alcachofa (Cynara scolymus L.) o el boldo (Peumus boldus Molina).

El cardo mariano también tiene propiedades digestivas, como la Angelica archangelica, el jengibre o la cúrcuma, que es además rica en antioxidantes.

 

  1. Berdonces (2007) Gran enciclopedia de plantas medicinales. Susaeta.
  2. Bone and Mills (2013) Principles and practice of phytotherapy. Elsevier.
  3. Vanaclocha and Cañigueral (2003) Fitoterapia. Vademécum de prescripción. Elsevier.
  4. Suari (2015) Silymarin as a natural antioxidant: an overview of the current evidence and perspectives. Antioxidants 4: 204-247.
  5. Sarem et al. (2006) Las células estrelladas del hígado: su importancia en condiciones normales y patológicas. Gastroenterol Hepatol 29 (2): 93-101.
  6. Castillo-García and Martínez-Solís (2011). Manual de Fitoterapia. Elsevier.

3 Comentarios

Hosting Deutschland

Es increible como una planta, considerada una mala hierba es capaz de conseguir todas estas cosas en nuestra salud, haciendo que responda de manera tan positiva. Ahora que ya conoces todo lo que hace falta saber sobre las propiedades y beneficios del cardo mariano , no dudes en incluirlo a tu dieta si ves que es necesario, porque te ayudara a mejorar en la salud y mucho mas.

Alfredo Martínez Cordera

Lo he recomendado para personas con problemas hepáticos, entre ellos digestivos. Los resultados son: menos cansancio injustificado; perdida de peso, a un peso carca de lo que según las tablas de nutrición, debe ser; cese de problemas digestivos.

Rosalia

Mi esposo con cancer de colon,la quimio produce dearrea con el te una y media cucharadita de semilla en taza de agua que hierva cinco minutos, se toma después de almorzar y cena media taza x vez una maravilla


Deja tu Comentario