Valeriana

Valeriana: origen, efecto, beneficios, propiedades, contraindicaciones y efectos secundarios, dosis y posología, dónde comprar, opiniones, expertos y bibliografía.

Valeriana: origen

La valeriana (Valeriana officinalis L., familia Caprifoliaceae) es una planta herbácea que puede alcanzar los 2 m de altura y tiene raíz tuberosa. Es originaria de Europa y se distribuye en zonas húmedas y de suelos ricos en humus principalmente, aunque también se puede encontrar en lugares secos y áridos. La valeriana florece de junio a septiembre y sus flores son de color rosado o blancas, pequeñas y despiden fragancia. La raíz de valeriana es aromática cuando está fresca y adquiere un olor nauseabundo cuando se seca. Este olor penetrante y característico resulta atractivo para los gatos, por lo que es conocida también como hierba de los gatos(1).

Existen varias versiones sobre el origen del nombre “valeriana”. Por una parte, en latín valere significa estar saludable, fuerte… pero, por otra parte, algunos autores indican que hace referencia a Valerio, la primera persona que habría utilizado esta planta con fines terapéuticos. Otra curiosidad respecto al nombre de valeriana es el vocablo con el que la denominaron los griegos: Phu, que puede ser una onomatopeya de la expresión de asco(1).

Su uso en la medicina tradicional se remonta a Dioscórides (siglo I) y Galeno (siglo II). En la época grecorromana la valeriana se utilizaba como diurético, carminativo (reduce los gases intestinales), expectorante y como estimulante de la menstruación. Además, se aplicaba tópicamente para la limpieza y curación de heridas. Sin embargo, en esta época apenas se hacía referencia a las propiedades hipnóticas de la valeriana. Posteriormente, la valeriana empezó a ser considerada una planta valiosa para tratar ciertos tipos de epilepsia y comenzó a tener fama por sus propiedades sedantes. En Europa se ha utilizado como sedante desde el siglo XVI y en América del Norte se emplea desde comienzos del siglo XX(2).

La valeriana es uno de los sedantes suaves naturales más utilizados y su uso está avalado científicamente. Podemos consumirla en infusión, extracto o tintura. También se puede utilizar de forma externa en baños.

Valeriana: efecto, beneficios y propiedades

Principales indicaciones:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Insomnio

La raíz de valeriana contiene iridoides (valepotriatos e isovalepotriatos) que se presentan en una mayor concentración en los meses de invierno y se encuentran únicamente en la planta fresca o cuando se ha desecado a temperaturas inferiores a 40 ºC; aceite esencial (que contiene monoterpenos y sesquiterpenos como el ácido valerénico); aminoácidos (ácido gamma-aminobutírico (GABA), tirosina, arginina y glutamina); y trazas de alcaloides(3-4).

La valeriana se utiliza desde hace siglos por sus propiedades sedantes e inductoras del sueño. Los ensayos clínicos realizados han concluido que los extractos de valeriana son beneficiosos en el tratamiento de los trastornos del sueño leves-moderados y de la ansiedad.  Además, no aparece somnolencia residual al día siguiente de haber consumido raíz de valeriana(3) y se ha descrito una mejora de la calidad del sueño(2).

Por otra parte, junto con estas propiedades se ha observado que la raíz de valeriana en combinación con melisa (Melissa officinalis) puede ayudar a mejorar los síntomas de hiperactividad y déficit de atención(5), así como una disminución de la inquietud y los trastornos del sueño en niños(6).

¿Cómo actúa la valeriana?

La actividad de la valeriana no se debe a un solo compuesto sino que es el resultado de un sinergismo entre varios de sus componentes. Aunque aún no está del todo claro cuál es su mecanismo de acción, se ha propuesto que estos compuestos podrían disminuir la degradación de GABA (neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central, implicado en la regulación del sueño) y aumentar su liberación en los espacios sinápticos, produciendo de este modo una ligera sedación. Además, la glutamina que contiene la raíz de valeriana podría ser captada por las neuronas y transformarse en GABA(3). Junto con estos aminoácidos, algunos componentes del aceite esencial como el ácido valerénico contribuyen a la actividad de la raíz de valeriana. Así, el ácido valerénico posee actividad espasmolítica y relajante muscular(4).

Por último, se han aislado flavonoides de la raíz de valeriana que poseen propiedades inductoras del sueño y sedantes. Se ha descrito que estas propiedades son potenciadas por la administración simultánea de ácido valerénico(3).

Valeriana: contraindicaciones y efectos secundarios

No se han descrito contraindicaciones por el consumo de valeriana, solo en casos de hipersensibilidad a la sustancia activa. En algunos casos el consumo de preparados de raíz de valeriana ha producido síntomas gastrointestinales (calambres, nausea)(7).

No se recomienda el consumo de valeriana inmediatamente antes de conducir vehículos o de utilizar maquinarias peligrosas, ya que pueden disminuir el estado de vigilancia de los pacientes 1-2 horas después de su administración(4).

Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. El uso en niños menores de 12 años debe ser supervisado por el médico. No exceder la dosis diaria recomendada.

Valeriana: dosis y posología

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomienda una dosis diaria de 400-600 mg de extracto para el alivio de la tensión nerviosa, 1-3 veces al día(7).

Para los trastornos del sueño. Una dosis (400-600 mg) media hora-una hora antes de acostarse. Si fuera necesario, tomar una dosis adicional durante la tarde(7).

Para conseguir un efecto óptimo, se recomienda su uso al menos durante 2-4 semanas.

En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta.

Valeriana: dónde comprar

La valeriana la podemos encontrar en los supermercados, herboristerías… A la hora de escoger un producto, hemos de fijarnos si es polvo de planta o un extracto concentrado valorado en el principio activo. Aquí tienes una combinación de extracto de valeriana valorada en ácido valerénico con extracto de melisa valorado en ácido rosmarínico.

Valeriana: opiniones, expertos, bibliografía

La valeriana es uno de los sedantes naturales más conocidos y utilizados. Otras plantas con efecto sedante son: la melisa, que tiene también propiedades relajantes y prolonga la duración del sueño; el lúpulo (Humulus lupulus) que está indicado en casos de insomnio, dificultad para conciliar el sueño, nerviosismo y ansiedad; y la pasiflora (Passiflora incarnata) que también se recomienda para casos de nerviosismo, insomnio o ansiedad(2-3).

 

  1. Berdonces i Serra JL. Gran Enciclopedia de las plantas medicinales. Madrid: Tikal Ediciones, 2002.
  2. Bone K, Mills S. Principles and Practice of Phytotherapy: Modern Herbal Medicine. 2nd Edition. Edinburgh/New York. Churchill Livingstone/Elsevier. 2013.
  3. Castillo-García E, Martínez-Solís I. Manual de Fitoterapia. 1ª Edición revisada. España: Elsevier Masson, 2011.
  4. Vanaclocha B, Cañigueral S (Eds). Fitoterapia. Vademécum de prescripción. 4ª Edición. Barcelona: Elsevier Masson, 2003.
  5. Gromball et al. (2014) Hyperactivity, concentration difficulties and impulsiveness improve during seven weeks’ treatment with valerian root and lemon balm extracts in primary school children. Phytomedicine 21(8-9): 1098-1103.
  6. Müller and Klement (2006) A combination of valerian and lemon balm is effective in the treatment of restlessness and dyssomnia in children. Phytomedicine 13(6): 383-387.
  7. Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). European Union herbal monograph on Valeriana officinalis L., radix. London: EMA. EMA/HMPC/150848/2015. Adopted: 02 February 2016.

Un Comentario

Moraima Guerrero

Cuando no puedo dormir me tomo una cápsula de valeriana y a la hora duermo plácidamente. Al otro día no tengo ningún efecto de somnolencia.


Deja tu Comentario