Schisandra

Schisandra: origen, composición, efecto, beneficios, propiedades, contraindicaciones y efectos secundarios, dosis y posología, dónde comprar, opiniones, expertos y bibliografía.

Schisandra: Origen

La schisandra, schizandra o esquisandra (Schisandra chinensis (Kurcz.) Baill.) es una liana trepadora de la familia de las Magnoliáceas, originaria de los bosques de China y Corea y del Este de Siberia. Es una planta que puede alcanzar los 8 m de longitud de hojas alternas y oblongo-ovoideas de 5-11 cm de longitud. Presenta flores de color blanco y sus frutos  son bayas rojas, redondeados que cuelgan en racimos densos (1,2). Estas bayas son de sabor dulce y ácido, aunque sus semillas resultan picantes y muy amargas e incluso saladas, por ello es conocida como “la planta de los cinco aromas”  o “Wu-Wei Zi” (1, 3).

La schisandra ha sido usada en China durante más de mil años para tratar enfermedades del hígado y otros trastornos (4). Sun Simiao un renombrado practicante de la medicina China la llamó “El rey de las plantas medicinales” ya que tomar schisandra ayudaba a regular los cinco órganos vitales: hígado, pulmón, corazón, riñones y bazo (3).

Schisandra: Composición

La schisandra presenta en su composición glucósidos, fitoesteroles, ácidos orgánicos (ácido málico, cítrico y tartárico), lignanos como las schisandrinas (A, B y C) y las gomisinas; vitaminas C y E  y minerales (cobre, manganeso, niquel y zinc) (2, 3, 5 y 6).

Además chlorella presenta fitoquelinas, moléculas que se unen a los metales pesados ayudando a su eliminación, lo que le da propiedades desintoxicantes (1,4).

Schisandra: Efectos, beneficios y propiedades

Principales indicaciones:

  • Adaptógeno
  • Hepatoprotector
  • Antioxidante

Es la planta adaptógena por excelencia, ejerciendo efectos beneficiosos en el sistema nervioso central, simpático, endocrino, inmunitario, respiratorio, cardiovascular, gastrointestinal, etc. (7).

Es comúnmente utilizada para el tratamiento de la tos crónica, la disnea (ahogamiento o dificultad para respirar) y las micciones frecuentes y nocturnas, aunque hoy en día se utiliza principalmente para tratar la hepatitis (5).

El efecto hepatoprotector de la schisandra se asocia a los lignanos al presentar actividad antihepatotóxica (6) y a las gomosinas las cuales parecen favorecer el crecimiento de los hepatocitos (4).

Numerosos estudios experimentales han demostrado que schisandra puede aumentar la capacidad de trabajo, la resistencia, la precisión del movimiento y el rendimiento mental. Además de proteger contra el estrés y los factores externos (choques térmicos, quemaduras, cambios de presión, etc.) (7).

Además, estudios en órganos y tejidos han demostrado que schisandra presenta fuerte actividad antioxidante al ser un potente secuestrador de radicales libres (4).

Por otra parte, numerosos ensayos clínicos han demostrado la eficacia de schizandra en la astenia,  y en trastornos neurálgicos y psiquiátricos (neurosis, depresión estados astenio-depresivos, esquizofrenia y alcoholismo) (7).

Schisandra: Contraindicaciones y efectos secundarios

Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. No exceder la dosis diaria recomendada. Solo para adultos.

Schisandra: Dosis y posología

Schisandra se puede tomar en tintura, infusión, en polvo o el extracto. Según las recomendaciones de la farmacopea rusa se recomienda de 0.5  a 1.5 g 2 veces al día de fruto pulverizado. En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta.

Schisandra: Dónde comprar

La schisandra la podemos encontrar en los supermercados, herboristerías… A la hora de escoger un producto, hemos de fijarnos si es polvo de planta o un extracto concentrado valorado en el principio activo. Aquí tienes un extracto seco de fruto de schisandra titulado al 10% en schisandrinas.

Schisandra: Opiniones, Expertos y Bibliografía

La schisandra es contiene vitaminas y minerales además de numerosos fitoquiímicos con propiedades benefciosas para la salud que la hacen ser considerada por los expertos la reina de las plantas medicinales.

 

  1. Serra, B. I., & Lluís, J. (2001). Gran enciclopedia de las plantas medicinales: medicina natural del tercer milenio/Josep Lluís Berdonces I Serra(No. C 615.321 B47 [19--].).
  2. Cebrián, J., & Guarga, J. (2012). Diccionario de plantas medicinales. RBA Libros.
  3. Ko, K. M. et al. (2014). Schisandra Chinensis: An Herb of North Eastern China Origin(Vol. 1). World Scientific.
  4. Rakel, D. (2012). Integrative Medicine E-Book. Elsevier Health Sciences.
  5. Lu, Y., & Chen, D. F. (2009). Analysis of Schisandra chinensis and Schisandra sphenanthera. Journal of Chromatography A1216(11), 1980-1990.
  6. Hancke, J. L. et al. (1999). Schisandra chinensis (Turcz.) baill. Fitoterapia70(5), 451-471.
  7. Panossian, A., & Wikman, G. (2008). Pharmacology of Schisandra chinensis Bail.: an overview of Russian research and uses in medicine. Journal of ethnopharmacology118(2), 183-212.

Deja tu Comentario