Cordyceps

Cordyceps: origen, efecto, beneficios, propiedades, contraindicaciones y efectos secundarios, dosis y posología, dónde comprar, opiniones, expertos y bibliografía.

Cordyceps: origen

El Cordyceps sinensis es un hongo parásito y entomopatógeno que crece altitudes entre los 3000-5000 m y es endémico de la meseta tibetana y el entorno del Himalaya(1). Se ha utilizado en la medicina tradicional tibetana y china durante siglos y en tibetano se conoce como Yartsa gunbu y en chino como Dong Chong Xia Cao (hierba de verano, gusano de invierno).

Lleno de simbología, el Cordyceps sinensis es muy valioso en la cultura tibetana y china donde se considera un apreciado obsequio que se ofrece a quien se quiere desear larga vida y respeto. A esta simbología contribuye su ciclo biológico, cuya peculiaridad ha incrementado en parte su leyenda: las esporas del hongo se adhieren durante el otoño a las larvas de mariposas del género Thitarodes (“mariposas fantasma”), las esporas germinan y el hongo se alimenta del cuerpo de la oruga. Una vez pasado el invierno, el hongo emerge de la larva: ha consumido el cuerpo de la oruga pero mantiene la forma de ésta ya que solo queda el exoesqueleto de esta. Es muy peculiar, puesto que se puede observar como a partir de la cabeza de la oruga surge el cuerpo fructífero del hongo.

Este complejo formado por la larva y el hongo se utiliza con fines medicinales y se considera un producto muy caro y exclusivo. Se ha conseguido establecer su cultivo en laboratorio y actualmente se puede encontrar como extracto en cápsulas, pero tradicionalmente se ha consumido junto a distintos alimentos en función de la enfermedad a tratar: cocinado con gallina para tratar la hiposexualidad, con gorrión para luchar contra el envejecimiento o con codorniz para hacer frente a la fatiga(2). También se puede consumir en infusión en agua, en sopa o con alcohol de arroz.

Cordyceps: efecto, beneficios y propiedades

Principales indicaciones:

  • Inmunoestimulante
  • Problemas de riñón
  • Problemas respiratorios
  • Rendimiento físico
  • Sexualidad
  • Tónico

En la medicina tradicional china se ha utilizado este hongo para mejorar la salud al tratar trastornos respiratorios, hepáticos, renales y cardiovasculares(3), aumentar la longevidad, reducir la fatiga e incrementar el rendimiento físico gracias a sus propiedades tónicas(1). Durante cientos de años este complejo larva-hongo se ha empleado para tonificar los pulmones y nutrir los riñones(4).

El Cordyceps sinensis contiene minerales, vitaminas (E, K, B1, B2 y B12), aminoácidos, polisacáridos, poliaminas, esteroles, ácidos orgánicos y proteínas(5). Dos de sus principales compuestos bioactivos son la cordicepina y el ácido cordicépico (D-manitol)(6).

La cordicepina (3’-desoxiadenosina) es un nucleósido que interactúa en diferentes procesos bioquímicos como la agregación plaquetaria, inflamación, síntesis de ácidos nucleicos, señalización celular, metástasis y apoptosis. Una publicación reciente señala a esta molécula como posible candidata a agente anticáncer y antimetástasis(7).

Se han realizado diversas investigaciones con diferentes extractos de Cordyceps sinensis(5). En función del tipo de extracción realizada, se consiguen aislar compuestos bioactivos con propiedades farmacológicas diferentes. Así, el extracto en agua caliente de cordyceps posee propiedades antienvejecimiento, reparadoras, inmunoestimulantes y antioxidantes(4).

La función nefroprotectora del cordyceps ha sido avalada por diferentes estudios: se ha descrito una protección frente a daño renal y una mejora de la función renal e inmune en pacientes que sufrían insuficiencia renal crónica tras la administración de C. sinensis(8). En relación a las propiedades beneficiosas para el aparato respiratorio, el cordyceps presenta actividad antitusiva, expectorante y antiasmática y ayuda en la prevención del enfisema pulmonar(6).

Finalmente,el cordyceps ha sido apodado por diferentes medios de comunicación como la Viagra del Himalaya debido a las propiedades afrodisiacas y tónicas que se le atribuyen(9). Investigaciones recientes han reportado un incremento de la libido tras la ingesta de C. sinensis(5).

Cordyceps: contraindicaciones y efectos secundarios

No se han descrito contraindicaciones ni efectos secundarios.

Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia El uso en niños y menores de 18 años no está recomendado. No exceder la dosis diaria recomendada.

Cordyceps: dosis y posología

La dosis recomendada es de 3-6 g al día. Consumido como hongo completo, es aconsejable tomarlo en infusión: dejar en agua caliente durante unas horas. Tras beber la infusión, el hongo se consume.

Si se prefiere tomar en cápsulas, la dosis dependerá del tipo de extracto y su concentración.

En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta.

Cordyceps: Dónde comprar

Aquí podemos encontrar CordycepsPrimeTM, extracto de micelio de Cordyceps sinensis estandarizado al 0,28% en adenosina y 8% en D-manitol (Ácido cordicépico).

Comprar CordycepsPrimeTM

Cordyceps: opiniones, expertos, bibliografía

El cordyceps se utiliza en la medicina tradicional china para tratar problemas de riñon, respiratorios, aumentar la vitalidad, estimular el sistema inmune y el rendimiento físico.

Otras plantas que aumentan la energía y vitalidad son el ginseng (Panax ginseng), el guaraná (Paullinia cupana), la maca (Lepidium meyenii) o el tribulus (Tribulus terrestris). Si se desea estimular el sistema inmune el ganoderma (Ganoderma lucidum) es un buen aliado, además ha sido indicado para problemas alérgicos y asma.

Puede combinarse con plantas que ayudan a equilibrar el organismo y mejorar el bienestar, como la rhodiola (Rhodiola rosea), ashwagandha (Withania somnifera) o Schisandra (Schisandra chinensis).

 

  1. Rossi et al. (2014) Improving training condition assessment in endurance cyclists: effects of Ganoderma lucidum and Ophiocordyceps sinensis dietary supplementation. Evid Based Complement Alternat Med Vol 2014, Article ID 979613, 11 pages.
  2. Zhu et al. (1998) The scientific rediscovery of an ancient chinese herbal medicine: Cordyceps sinensis Part I. J Alternat Complement Med 4(3): 289-303.
  3. Illana (2007) Cordyceps sinensis, un hongo usado en la medicina tradicional china. Rev Iberoam Micol 24: 259-2621.
  4. Chen et al. (2013) Properties of Cordyceps sinensis : A review. J Funct Foods 5: 550 –569.
  5. Shashidhar et al. (2013) Bioactive principles from Cordyceps sinensis:A potent food supplement – A review. J Funct Foods 5: 1013-1030.
  6. Zhou et al. (2009) Cordyceps fungi: natural products, pharmacological functions and developmental products. J Pharm Pharmacol 61: 279–291.
  7. Nakamura et al. (2015). Anticancer and antimetastatic effects of cordycepin, an active component of Cordyceps sinensis. J Pharmacol Sci 127(1): 53-56.
  8. Prasain (2013) Pharmacological effects of Cordyceps and its bioactive compounds. In: Studies in Natural Products Chemistry, Vol. 40. Elsevier.
  9. Shrestha and Bawa (2013) Trade, harvest, and conservation of caterpillar fungus (Ophiocordyceps sinensis) in the Himalayas. Biol Conserv 159: 514–520.